Por
una sinuosa carretera desde Vega de Espinareda llegamos al puerto de
Lumeras, donde ya se intuye un magnifico valle. Limítrofe con tierras
gallegas y arturianas, el valle de Candín parece querer escondernos uno
de nuestros mejores ríos, el Ancares. Hay que remontarse hasta el limite
con Galicia para encontrar junto en el pico Cuiña el nacimiento del
ancares, un rio que corre serpenteante por el valle antes verter sus
aguas al rio Cúa.

El rio en el que me crie aun me ofrece alguna sorpresa cuando busco su nacimiento, en medio de la ladera por debajo de la que  se
encuentra el Lago Cuiña, nacimiento del rio, este macho montes me
vigilaba inquieto por mi presencia. Es fácil toparse con corzos,
perdices, jabalíes etc… e incluso en ocasiones apreciar las pisadas de
osos y lobos.

En
sus limpias aguas aun abundan las pintonas, eso si, ahora de menor
tamaño que en antaño, pero no se que tiene este rio que muestran un
aprecio especial por la mosca, vaya que es un rio muy mosquero. Quizás
por eso, el rio se defiende del pescador poniéndole infinidad de trabas,
la vegetación y  un cauce estrecho y sinuoso complican la pesca, de ahí que la mejor técnica para pescarlo sea el varal.
Como
todos los veranos, un día lo dedico en pleno a pescar este rio en su
zona más alta, el caudal es muy escaso y la presión de pesca muy alta,
pero aun quedan escondidas truchas de buen tamaño en las cabeceras de
pozas donde la vegetación te lo pone realmente difícil a la hora de
pescar.
Buscaremos
las corrientes, pozas y pequeños remansos donde las pintonas esperan
concentradas su comida. Pasar desapercibido será imprescindible, para
ello deberemos tener especial cuidado con nuestra caña, que en días
soleados será fácilmente visible. Los lances los haremos a poder ser
desde fuera del rio, esto nos mantendrá ocultos y nos permitirá hacer
una pesca más rápida. 
Os iré desvelando poco a poco todo lo que se sobre esta pesca, a priori puede  parecer nada complicada,  pero
si lo es, la clavada, pescar rio arriba permitiendo una deriva de la
mosca natural, el manejo del pez, etc. son aspectos que cambian
totalmente con respecto a la pesca a cola de rata y se asemejan más a la
pesca a cebo. Cuatro cosas muy importantes:
-La
caña: de 8 metros y ligera, ni menor ni mayor. Una caña de menos
longitud nos obligaría a pescar con el brazo estirado y en malas
posturas, de mayor longitud, nos aportaría peso extra y cuando pescamos
todo un día el peso extra se nota.
-El sedal: debe ser un sedal fuerte  nunca
inferior a un 0,14, no nos olvidemos que no contamos en nuestra caña
con la flexibilidad del conjunto caña-bajo-linea de las de cola de rata,
aquí pescamos solo con 1 metro de sedal, yo recomiendo un 0,16 que
resista un mínimo de 4 Kg si queremos traer con éxito a nuestra sacadera
piezas de más de 500 gr.
– La goma: una goma  de
10 cm que podemos adquirir en las mercerías y que servirá de unión
entre el puntero y el sedal, amortiguando los tirones del pez.
-La mosca: las moscas deben estar pensadas para este tipo de pesca, anzuelos más fuertes  y montajes pensados para estos cauces.
 LAS MOSCAS
Mis favoritas,  los
pardones y efémeras con alas en cdc para principio de temporada, y los
tricópteros desde junio en adelante, creo que con 4 moscas podría pescar
todos los ríos, siempre me funcionan en Asturias, Galicia y León, pero
también hay otras que funcionan bien y que os iremos mostrando. En rios
como este los tricópteros son de tonos marrones oscuros y de tamaño
considerable, intentaremos asemejar nuestra mosca lo máximo posible
tanto en color como en tamaño.
Una
mención especial si cabe a la forma de posar o presentar la mosca en
este tipo de pesca. La moscas como los tricópteros en parachute deben
posarse como indica la fotografía, es preferible en la pesca a varal
evitar que el sedal toque el agua, no olvidemos que pescamos con sedales
que no son un 0,12 y así evitaremos que este haga hundirse a la mosca o
que sea visto por el pez. Conseguir esto es un tanto complicado pero
será lo que mejor resultados nos de, porque a la hora de realizar la
clavada no tendremos que levantar el sedal, este ya estará estirado, y
la clavada será más rápida.
 
Las moscas como efémeras y tricópteros presentadas de este modo son más efectivas y nos permitirán hacer una deriva más natural.

Todas
las semanas os iremos desvelando todo lo que sabemos sobre este tipo de
pesca y el resto de modalidades de pesca a mosca.  Cualquier duda o
sugerencia no dudeis en hacernosla saber: info@moscasdeleon.es

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.